¿Dormir es una pérdida de tiempo?

Podemos pensar que dormir es perder el tiempo. Mejor al acabar el día quedarnos viendo Netflix😂 que así sigo aprovechando mi tiempo ¿no? Sacrificamos horas de descanso por tal de seguir haciendo más y más. ¿Pero sabes realmente lo que estás sacrificando por no dormir lo suficiente? ¿Sabes todos los beneficios mentales y físicos que te proporciona un buen descanso? ¿No? Pues entonces sigue leyendo…

El sueño está formado por un baile de dos fases. Cuando nos vamos a dormir primero entramos en la fase no-REM, luego pasamos a la fase REM, luego volvemos al no-REM y así sucesivamente hasta que nos despertamos. Cada noventa minutos se van turnando.

Fases del sueño. Ilustración de “El cerebro de la gente feliz” (Grijalbo, 2021) por Sara Teller & Ferran Cases.

En la primera mitad de la noche predomina el sueño profundo (dentro de la fase NO-REM). Es aquí donde el cerebro asienta los aprendizajes (cognitivos y motrices), se consolida la memoria y olvida aquello que ya no es útil.

En la segunda mitad de la noche se intensifica la fase REM donde predominan los sueños. En la fase REM se refuerzan las conexiones útiles, favorece la creatividad, puede ayudar a disolver el estrés emocional y a ver los problemas desde distintas perspectivas.

¡Sólo durmiendo 7-8 horas te aseguras pasar por todas las fases del sueño el tiempo adecuado (calidad de un buen sueño), obteniendo así TODOS sus BENEFICIOS!

CUANDO DUERMES TAMBIÉN…

  • Se eliminan todos los desechos metabólicos tóxicos que se han generado durante el día. Limpieza cerebral (glinfática).
  • Las neuronas sintetizan proteínas y otras moléculas que le sirven al cerebro para recuperarse del desgaste producido durante la vigilia y participan en la formación de la mielina.
  • Se reajusta el equilibrio entre neuronas inhibidoras y excitadoras y aumenta la plasticidad neuronal.

Y por si aún no es suficiente, DEBAJO DEL CEREBRO…

  • El sueño repone nuestro sistema inmunitario, previene las infecciones y e enfermedades.
  • Modifica el estado metabólico, ajustando el equilibrio entre la insulina y la glucosa circulante.
  • Regula las hormonas del apetito, ayudando a controlar el peso corporal.
  • Mantiene la microbiota floreciente dentro de tu intestino.
  • Favorece el sistema cardiovascular, disminuyendo la presión arterial.
  • Repara el cuerpo en general (huesos, músculos, sitema respiratorio,…)

Y después de leer todos sus beneficios…¿quién puede decir que dormir es perder el tiempo? 😉

Ya ves que descansar NO es perder el tiempo, al revés, ¡es ganarlo! Al dormir el cerebro ¡se limpia, se regenera y se recarga de nuevo para la acción!

Si quieres saber más, te recomiendo leer: “El cerebro de la gente feliz” (Grijalbo, 2021) por Sara Teller & Ferran Cases; “Por qué dormimos: LA NUEVA CIENCIA DEL SUEÑO” por Matthew Walker 

Leave a Comment

Your email address will not be published.