Cómo nutrir tu cerebro

¿A veces sientes que no tiras lo suficiente mentalmente? ¿qué te cuesta prestar atención, olvidas las cosas o te sientes cansado cognitivamente? ¿nunca has pensado que quizás no estás nutriendo bien a tu cerebro? Si quieres saber cómo hacerlo y/o sacarle todo el potencial a tus capacidades cognitivas al máximo, sigue leyendo!

La principal energía que necesita el cerebro para funcionar es la glucosa. Sin embargo, no hay que tomar azúcar ni alimentos dulces para obtenerla ya que todos los alimentos que ingerimos acaban siendo reconvertidos, en mayor o menor medida, en glucosa. En especial, el tipo de alimentos de más fácil reconversión es el grupo de los carbohidratos como los cereales (mejor integrales), tubérculos, legumbres, productos lácteos, frutas y verduras.

A parte es necesario comer alimentos ricos en:

· Acidos grasos Omega-3 (DHA) ya que promueve la formacion de membranas que rodean a las neuronas y mejora la eficiencia cerebral. Puedes encontrar estas grasas saludables en pescados azules (salmón, anchoas, atún,..), en algas marinas, nueces,...

· Alimentos que aportan vitaminas del grupo B para prevenir el deterioro cognitivo, mejorar el estado mental (ayudan a la formación de muchos neurotransmisores), la concentración y potenciar la memoria. Puedes encontrarlos en los frutos secos, sardinas, espinacas, huevos, avena, soja, frutas,…

· También es importante comer alimentos ricos en Zinc y Magnesio para mejorar la función cerebral. Puedes encontrar estos minerales por ejemplo en las pipas de calabaza o en las almendras.

· También se cree que las vitamina C, D, E y K pueden ser beneficiosas para el cerebro. Las nueces son ricas en vitamina E o por ejemplo, el brócoli es rico en vitamina K.

· Hay alimentos que ayudan a la formación de nuevas neuronas (neurogénesis) y/o ayudan a la formación de nuevas conexiones (BDNF) como el cacao puro, las avellanas, las almendras, los arándanos o la cúrcuma.

· Es necesario hidratar el cerebro bebiendo mucha agua. Y el te verde es ideal para aumentar también la conectividad.

· A pesar de lo que has escuchado siempre acerca del colesterol, existe el colesterol “bueno” (HDL) que resulta esencial para mantener las neuronas vivas y sanas. Puedes encontrarlo en las aceitunas, el aguacate, huevos, pescados azules o en el aceite de oliva.

Al final ya ves que cuidar de tu cerebro es tan fácil como seguir nuestra gran dieta mediterránea, hacer ejercicio de manera diaria (por ejemplo, Yoga) y descansar adecuadamente.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *